Pedagogía holística basada en el sonido, color y forma; que se expresa a través del sentir, hacer y pensar.  

Los niños nos están dando mensajes,  nos enseñan a mirar la vida de múltiples maneras.

Necesitamos una educación que responda a las necesidades del momento actual.

Que nos facilite… experimentar por nosotros mismos y convertirnos en protagonistas de nuestros aprendizajes recuperar la magia de estar vivos, activar nuestra capacidad de transformar, enriquecernos en la Interculturalidad y Reconocernos en lo que somos.

El niño o niña de estos tiempos ha cambiado su forma de aprender, su grado afectivo, su control emocional

Presenta intereses múltiples y puede hacer varias actividades a la vez.

Su aprendizaje no es lineal ni sigue un mismo estilo; su aprendizaje ahora es holístico, multidimensional.

La actual generación de niños, niñas y jóvenes que pueblan las aulas, necesitan colegios que:

  • respondan a sus necesidades de aprender y a la diversidad de aprendizaje,
  • que le permitan descubrir, vivenciar y meditar,
  • que utilicen diversas herramientas para integrar los hemisferios cerebrales,
  • que se salgan de las dos dimensiones,
  • que despierten en ellos su interés por la investigación y creatividad.

Requieren una educación integral, que utilice estrategias y técnicas innovadoras y en donde los estudiantes se sientan felices, vivenciando una cultura de paz, de respeto a la diversidad y amor a la naturaleza.

Más de dos décadas de estudio e investigación y de recoger información de experiencias educativas constituyen las bases de ASIRI: una metodología holística, con fundamentos científicos, pedagógicos y culturales, que facilita el interés del alumno por el aprender, propicia su maduración emocional, incentiva su creatividad innata, motiva su intuición y compromiso ecológico.

El método ASIRI reconoce y propone el sentir, hacer y pensar como parte de la experiencia educativa. Este proceso se integra a las asignaturas, brindando herramientas para responder a las necesidades educativas de los niños, niñas y jóvenes y facilitando el despertar de la sabiduría interior de niños y adultos así como la manifestación de habilidades y capacidades.                                                                                               Ivette Carrión Torres, creadora de la Método ASIRI.

Fundamentos pedagógicos: ASIRI  en Quechua significa Sonrisa.

El Método se sustenta en tres pilares básicos: Oriente (Alma) – visión espiritual; Occidente (Ciencia) -conocimiento y Nativo o Ancestral (Tierra) – la estrecha relación que tenemos los seres humanos con la Naturaleza y sus elementos: el agua, el fuego, el aire y la tierra, que está dentro de nosotros.

Está basado en TRES estados del ser: el amor (sonido), la sabiduría (el color) y la voluntad (es la forma). Sonido, color y forma, que se encuentran en el sentir, hacer y pensar.

El sonido se manifiesta en el amor a través del sentir; el color se manifiesta en la sabiduría a través del pensar, la forma se manifiesta con el hacer a través de la voluntad.

Sonido Color Forma
Amor Sabiduría Voluntad
Sentir Hacer Pensar

ASRI facilita el despertar de la sabiduría interior de los niños, jóvenes y adultos, así como la manifestación de sus habilidades y capacidades, a través de oficios que tienen a los animales como protagonistas y se integran con las asignaturas escolares.

Cuando realizas oficios procesas la información sin saltarte procesos, el propio oficio potencia tu capacidad transformadora y te posibilita anclar la información en tu Ser, integrando el proceso y haciéndote consciente de para qué te sirve.

¿Has experimentado utilizar la metodología ASIRI en el aula?

  • Se centra en las necesidades de los niñ@s más que en las de los adult@s
  • Posibilita el trabajo por proyectos, promoviendo un aprendizaje integral, participativo,, lúdico y vivencial
  • Facilita la cohesión grupal y el autodescubrimiento del ritmo personal mediante la auto-regulación
  • Es aplicable a todos los niveles educativos, infantil, primario o secundario y a todos los contenidos curriculares
  • Atiende, potencia y desarrolla las Inteligencias Múltiples, trascendiendo el uso de etiquetas que encasillan y limitan la oportunidad de experimentar nuevos roles
  • Se basa en una Educación Expresiva, propiciando un continuo y recíproco proceso de aprendizaje.
  • Permite desarrollar habilidades y destrezas que favorecen y fortalecen la auto-confianza, desarrollando las competencias necesarias para la vida
  • Se apoya en los últimos avances de la Neurociencia acerca de la Plasticidad Neuronal, las emociones y la lateralidad hemisférica, atendiendo el potencial del HD del cerebro y facilitando la integración de los dos hemisferios cerebrales.