EDUCAR EN UNA NUEVA ERA

Generación  Arcoíris: una invitación a ampliar nuestras miradas

y descubrir lo que los niños nos están mostrando

Educar en el siglo XXI

“Sólo si miramos a los niños hay futuro”

Bert Hellinger

¿Qué entendemos hoy por educar? ¿Para qué educamos?

Qué necesita el niño de mi? ¿Qué puedo aportar como adulto?

El término “Educar” proviene etimológicamente del latín: educare – criar, nutrir o alimentar y  educere – sacar, llevar o conducir desde dentro hacia a fuera. Desde su origen el término nos presenta dos acepciones opuestas.

Desde la una, educar se entiende de fuera hacia adentro, introduciendo en el otro conocimientos, saberes, datos, ideas y desde la otra desde dentro hacia fuera, en la que educar es dejar que la persona vaya sacando, desarrollando y potenciando todo lo se lleva dentro.

Y si… ¿los niños fueran como la semilla, que ya trae toda la información dentro para desarrollarse y sólo necesita caer en tierra fértil?

Entendemos Educar como el permitir, facilitar, habilitar, acompañar para que ese potencial interno se manifieste.

y si… ¿estuviéramos vinculados en un campo de conciencia, en el cual todo estuviera unido y como en un holograma: la parte contiene al” todo” y el “todo” está en la parte?

La educación no puede separarse de lo que somos y nosotros que somos parte de ese “todo” aprendemos de manera holística, integral, creativa, creadora, multidimensional.

Tal vez la Nueva Educación venga a Unir lo que creíamos que estaba separado y comenzar a mirar el mundo es términos de interrelación y unidad.

y si… ¿fundáramos la Pedagogía cuántica de la creación?

Un nuevo paradigma educativo

La comprensión cuántica en la manera de entender cómo funciona  el mundo nos invita a abrirnos a nuevos niveles de percepción: a una educación multidimensional.

y si…  ¿el observador creara lo observado y modificara la realidad?

 ¿si fuera mi mirada lo que está generando esa realidad?

 ¿si lo que me molesta fuera me está mostrando algo que necesito resolver dentro como una imagen en el espejo?

Si puedo ver eso que me está molestando como un indicador de algo que necesito resolver en mi, cambio la lógica que mantenía ese conflicto activo  y comienza a suceder algo diferente.

y si… ¿comenzamos educándonos en una nueva mirada, una mirada creadora, que cada vez se aleja más del juicio para acercarse a la unidad?

Educando me educo

¿Cuál es el verdadero aprendizaje? El aprendizaje de lo que verdaderamente somos

Los niños ya vienen en conexión con su sí mismo, con su ser esencial, con su esencia.

Somos los adultos que al estar desconectados, lo desconectamos de su verdadero ser.

¿Qué pasaría si  la educación se enfocase a que encontremos nuestro talento;

la zona donde se entrelazan nuestras capacidades y sueños con la realidad?

El aprendizaje es un proceso de experiencia

y si… ¿fuera la experiencia de la totalidad, la que nos permite reconocernos como perteneciendo a todo el universo?

EUREKA… eso si es aprender

Y si… ¿Educar fuera el camino para des-cubrir quienes somos?

Proponemos la Pedagogía del Descubrimiento para dejarnos des-cubrir por los descubrimientos de los niños y así des-cubrir mi verdad, tu verdad y desde ese nuevo lugar verte en tu potencial.

“Si puedo verte en lo que tú ERES, puedo Reconocerme en lo que yo Soy”

El aprendizaje es experiencia, todo lo demás es información. Einstein

El aprender es parte de la experiencia, por eso se aprende en la vivencia, unos a través del movimiento, música, danza, están los que prefieren leer, contar, otros ver películas, dibujar, conversar, escuchar, hacer con las manos, actuar, etc.

Y si… ¿existiera más de una manera de aprender?

Y si… ¿moverse fuera parte del aprendizaje?

A partir del desarrollo de Howard Gardner  y otros investigadores sobre las Inteligencias Múltiples, se han propuesto varios tipos de inteligencia: lingüística-verbal, lógico-matemática, visual- espacial, musical, corporal-kinestésica, intrapersonal, interpersonal, naturista, emocional, espiritual, intuitiva, práctica y co-creadora.

Los niños que están naciendo traen una mayor activación del hemisferio derecho, que se caracteriza por recibir y procesar la información de forma creativa, intuitiva, telepática… a través del sonido, color e imagen y sus capacidades asociadas a la intuición, la creatividad, la telepatía, la fluidez, la expresión por el arte, etc.

El hemisferio derecho del cerebro rige las funciones asociadas a los estados emocionales, un niño que tiene  más estimulado este hemisferio necesita conectar con sus emociones para poder integrar el aprendizaje.

Descubrir y despertar ese potencial

Como un ArcoIris se abre el brillante abanico de posibilidades cuando abrimos la mente y aprendemos a fomentar el potencial del niño, enfocándonos en la solución.

Ningún niño debería sentir que no puede si los adultos somos capaces de verlo desde su ilimitado potencial

Poner la atención en las actividades que le gustan y dar tiempo y espacio para que desarrollen sus intereses. Todas las capacidades de los niños se potencian si hacen lo que les gusta… cualquier niño se supera a sí mismo si conecta con su pasión.

y si… ¿los niños sólo necesitaran que tomemos en serio sus pasiones?

y si … ¿respetando sus pasiones comenzáramos a conectar con las nuestras?

y si… ¿nuestras pasiones fueran el camino al desarrollo de nuestras capacidades?

En la infancia lo único que el niño necesita es jugar y jugar.

Si los niños tuvieran la libertad de hacer lo que necesitan las 24 hs del día en la primera infancia se  pasarían el día entero jugando. Jugando es como aprenden sobre el mundo que los rodea. Mientras juegan hacen conexiones neurológicas, simboliza con el juego todo aquello que no entiende de este mundo. Utiliza su imaginación para reproducir vivencias que le producen miedo o ansiedad

El juego es: lúdico- terapéutico- canalizador- catártico

Generación ArcoIris impulsa una educación que invite a despertar nuestros potenciales dormidos

Nuevos códigos en los niños y jóvenes de hoy

Ellos muestran con la acción, hablan con la imagen y sienten con el corazón.

Tienen una serie de características que por chocar con la vieja estructura se consideran como problemáticas. Si podemos verlas a la luz de un nuevo paradigma, podremos considerarlas como las semillas y los potenciales que ellos traen para construir juntos una nueva sociedad.

Los niños necesitan que los reconozcamos  y les demos un espacio para participar abiertamente en la transformación de las estructuras obsoletas que rigen en nuestra sociedad. Tienen mucho para aportar.

Mirémoslos, escuchémoslos y comprendamos su lenguaje.

Los niños de hoy tienen una serie de características que por chocar con la vieja estructura se consideran como problemáticas. Si podemos verlas a la luz de un nuevo paradigma, podremos considerarlas como las semillas y los potenciales que ellos traen para construir juntos una nueva sociedad.

Sólo necesitan que volvamos a conectar con quienes somos   para poder habilitarles una conexión real consigo mismos y su verdadera identidad.

Éste es el mayor gesto de amor que podemos brindarles, permitirles ser quienes son.

 

Contacto

Puedes contactarnos a través de nuestro

formulario o llamando al +34 690 760 855

*Campo obligatorio

10 + 3 =